miércoles, 30 de mayo de 2012

Fotos y pósters antiguos

Gracias a George Miquilena Giorno (si alguien tiene cuenta de G+, se lo recomiendo), descubrí dos sitios interesantes. Ambos se dedican a la restauración, muestra y venta de imágenes antiguas. Como si fuera un museo online, con formato blog. Eso sí, ambos en inglés.

El primero es Shorpy
Shorpy es un archivo fotográfico histórico que obtiene sus imágenes principalmente de la Library of Congress y que tras un proceso de restaurado digital genera una imagen de alta definición y la pone a disposición para ver online o comprar en distintos formatos. Este proceso es claramente explicado en el sitio, al igual que la elección del nombre y la imagen que dan identidad al sitio. Muy interesante la historia de Shorpy, que también cuentan en un apartado del sitio.
El otro sitio es Vintagraph

Vintagraph es como un sitio hermano de Shorpy, ya que se dedica a lo mismo, pero el material disponible consta de pósters, carteles y toda imaginería usada como propaganda o anuncio comercial.
Ambos sitios muy recomendables. ¡A disfrutar!

martes, 29 de mayo de 2012

Nos ponemos personales

Este último tiempo vengo pensando en volver a usar este espacio para mis random thoughts, sin ponerme a recordar si alguna vez me fueron útiles o por qué geranios dejé de hacerlo por aquel entonces.
Usé otros sitios. Seguí usando mis cuadernitos. Seguí posteando en archivitos .txt que rejunté sin ningún tipo de orden dentro de una carpeta, curiosamente llamada "TXTs", en un pendrive de 128Mb. Pero nada me cura y otra vez me voy de cabeza a berlín. Esta vuelta, esperaba que me toque terapeuta hombre. Sólo para variar un poco, pero parece que no. Sigue el karma.
Mientras tanto los proyectos se enmohecen y la mente se me llena de telas de araña.

Me siento como si estuviera relleno de algodón. Y no es gracioso ni tierno. Es anestesia y desidia. Es desesperación e inmovilidad.
Sería tan fácil meterme de nuevo en la burbuja y que todo me importe una mierda. Volver a esa penumbra translúcida y uterina. Saber que en algún momento todo va a explotar, pero no exactamente ya. Así que para qué voy a mover un dedo?
Pero no. Sé que si lo hago voy a volver a perder. Perder el rumbo, el combate; perder puntos y puntas; perder de vista mis metas y mis amigos. Un perder global y enorme, a fuerza de repetición.

Lo peor de todo es que la vida no se detiene ni dos segundos para darte tiempo a reorganizar las partituras.

jueves, 24 de mayo de 2012

Frases de familia

Según Mujica Lainez, los dichos, frases y demás versitos populares, son la sal del lenguaje y que denotan pertenencia cultural y de época por su marcado color local.
Pensé entonces, que una manera interesante de auto conocimiento sería ir recopilando las frases que solían usarse en mi familia de origen. De este modo, podría ahondar en sus características y su peculiar idiosincrasia y encontrar una punta para empezar a descifrar al fin y al cabo, por qué carajo soy como soy.
Va una docena:

"El día que llueva sopa vamos a estar con el tenedor en la mano"
"No se puede todo; o sos talentoso o tenés plata"
"Te lo voy a atar en las bolas, para que no se te pierda"
"Vos, vas a volver un montón de veces" (En referencia a la teoría espiritista de la reencarnación)
"Alcanzame el coso que está al lado de la cosa, arriba de la cosita"
"No perdés la cabeza porque la tenés pegada"
"En esta familia todos somos jóvenes y hermosos"
"Esta película es para el repasador" (Refiere a una película triste. El repasador es para secarse las lágrimas)
"Vivís en la luna de Valencia"
"Lástima que no jodí más" (Madre, hablando de los amoríos que tuvo antes de padre)
"No vayas boleando cachirlas"
"¿Qué tiene que ver el culo con la sociedad de fomento?"


Hasta aquí un pequeño muestrario de aquellas frases (La verdad es que muy pocas son dichos populares) que poblaron mi infancia y de algunas que aún perduran como herencia en mi habla cotidiana. Quien lea esto es libre, por supuesto, de dejar las propias en los comentarios. Sería divertido leer nuevas frases y comparar diferentes versiones.