sábado, 5 de noviembre de 2011

Midnight in Paris





Personalmente, y cuando no consumo películas de terror, me inclino por el cine de autor. Me fascinan esos directores que ponen la firma en sus creaciones. Esos que cuanto más los conoces, más se enriquece su trabajo. Woody Allen no queda fuera de la clasificación y aunque no es uno de mis favoritos, le reconozco una genialidad difícil de comparar.
En los últimos años estuve huyendo de sus películas, simplemente porque me había cansado y no estaba en sintonía con su estilo, pero gente cuyo gusto respeto y escucho, me recomendó Midnight in Paris y tal vez este film, sea la puerta por la que vuelva a entrar en el universo Woody Allen.
Viendo Medianoche en París me dí cuenta de qué es lo que me tenía cansado. Estaba harto del personaje que Allen hace de sí mismo. Por eso creo que esta vez, el neoyorkino dió en el clavo, poniendo a Owen Wilson a hacer su antiguo papel. Hay momentos en los que el artificio resulta tan evidente, que hasta puedo imaginarme al director marcando a Wilson. Diciendole cómo tiene que actuar de Woddy Allen actuado de Gil Pender. Eso, lejos de alejarme de la película, resultó ser un guiño más de la complejidad intelectual del genio de Brooklin.
La película es así, un clásico Woody Allen, pero renovado, refrescado y rejuvenecido, lo que en mi opinión, hace a este trabajo mucho más atractivo.
El argumento es divertido e interesante y la entrada de la fantasía le da a la película la magia necesaria para que aparezcan los personajes históricos sin que resulte un choque molesto, sino más bien una especie de trivia dedicada a sus espectadores más intelectuales.

Coincido con La lectora omnívora cuando dice que los antiguos artistas son entelequias permitidas que no pierden su valor histórico y que París, a través de la lente de Allen es tanto o más bello que en su versión real. Te lo hace saber desde las primeras tomas. Las recreaciones de época son impecables. El espectador asiste a la ciudad que es, a la que fue y no se pregunta si realmente habrá sido así. Sencillamente se deja engañar con el mayor de los gustos.

1 comentario :

porota dijo...

i see a rhenoceros!