lunes, 3 de octubre de 2011

El árbol de la vida - Terrence Malick (2011)


Voy a hablar bien y mal de esta película. Tengo la impresión de que si hubiera contado una historia alegre, la calificaría de excelente, pero no. Cuenta una historia triste. Desde el principio sabés que es triste. Y con esa tristeza transitás el resto del film. Eso me resultó molesto. Sumando las largas tomas de las caras compungidas de los protagonistas en primerísimo primer plano, que suponen que vas a conmoverte hasta las lágrimas con esa técnica. Los que me conocen un poco, saben que considero injusto que Hollywood gaste tanto dinero en grandes masas de contenidos predigeridos y otros, con pocos recursos hagan obras maravillosas. Aunque siempre encontramos excepciones, The tree of life no es el caso. Decir que una película es profunda porque tiene tomas largas, planos detalle, abstracción y relato no lineal, raya casi en lo snob. Vamos... la voz en off diciendote lo que tenés que sentir me parece de terror. Sin embargo, antes que tires el DVD a la basura voy a rescatar algunas cosas. La fotografía. Cada fotograma es un cuadro, pintado con maestría. Abunda en exteriores y en la captación de la naturaleza. En ese sentido es una belleza. Aunque para mi gusto particular es un poco rococó, Terrence Malick es alguien que sabe plantar una cámara y expresar con la imagen. La actuación de Sean Penn tiene gusto a poco y se nota que si le hubiesen soltado la soga le habría pasado el trapo a casi todo el elenco. Es una película larga y ambiciosa, que se va por las ramas tratando de lograr algo que hubiera ganado en potencia dramática y profundidad si hubiera recortado en lugar de agregar. No me extraña que las críticas estén tan divididas. Está el que dice que es aburrida y que te lleves la almohada al cine y está el que dice que es genial y que el que opina mal es porque no la entendió. Personalmente, creo que es una obra maestra de Malick, pero a pesar de los premios y la prensa que tiene me dejó un regusto a drama sensiblero disfrazado de película que se pretende profunda con imagenes excelentes y una historia triste y sencilla (quitando los guiños al 2001 de Kubrick y las apariciones estelares de dos dinosaurios que tal vez tengan alguna explicación que se me escapa). Pero no te guíes por mis apreciaciones porque son confusas. Lo mejor será que vivas tu propia experiencia Malick y pases por los comentarios a dejar tu opinión.

ps: Sí, sí... tenía el blog muy descuidado. Le crecieron yuyos y telas de araña.

3 comentarios :

Tuky dijo...

Era hora que me saques los yuyos de los ojos!! jajaja
Que bueno que vuelvas.
Este peli me dijeron que la vea, pero le tengo cierto prejuicio al rubio.
Ahora la verè sòlo para darte la razòn ja!
besusquis

El griego puteador dijo...

Mmmm, vale la pena ver una pelicula solo por la fotografia? no es mejor mirar diapositvas de Cousteau?. Consulta existencial que le hago.

Es como cuando dicen "Escucho a Serrat porque tiene buenas letras", pero a mi en la musica no me alcanza con la buena letra, para eso leo a Gongora. Tomo la expresion de arte (cualquiera que sea) como un todo. Mas alla de algun detalle tecnico, me interesa como se interrelacionan las partes.

En fin, buen blog. Lo invito a, si quiere y cuando encuentre donde resubir las peliculas sin dramas, que se de una vuelta por Peliculero, mi blog de peliculas, y les haga una breve reseña (con todos los creditos correspondientes, obviamente)

Saludos

Horacio González dijo...

@tuky: ¿Y? ¿La viste o no?
@El griego: Excelentes analogías. Gracias por la invitación. Estaré por ahí en cuanto pueda.