jueves, 18 de noviembre de 2010

La misteriosa llama de la reina Loana

Con Eco compartimos el fetiche por el libro como objeto de culto. En "El nombre de la rosa" fue aquella laberíntica biblioteca
de la abadía. En "La misteriosa llama de la reina Loana" es un librero, Giambatista, que a sus 60 años sale de un coma con pérdida de la memoria personal. Es decir, de los recuerdos de su vida. Sin embargo conserva la memoria histórica y cultural. Es a través de esta última que Umberto Eco nos sumerge en un viaje por la Italia de los años 30, usando los libros, los comics (tebeos), las canciones y los cuadernos escolares de aquella época como instrumentos para mostrarnos los usos y costumbres de la Italia fascista. Para recuerdo de quien la haya vivido y para asombro de aquel que, como yo, tuviera apenas una leve idea.

No hay comentarios. :