viernes, 3 de septiembre de 2010

El Origen (Inception)

No suelo ver películas taquilleras hasta que se pasa la fiebre, pero que mi mujer me diga que dejó a los nenes a dormir en lo de mi suegra y que tiene 2x1 para el cine es una oportunidad que no se puede desperdiciar.
Esta vez le tocó a El Origen.
Saber que su director (Christopher Nolan) es el mismo de "El caballero oscuro" me predispuso bien. La trama se adentra en el mundo de los sueños y su control consciente, por medio de una droga experimental ideada en tiempos de guerra (¿Cuándo no?). Leonardo di Caprio encarna a un ladrón muy particular. Un ladrón de secretos. Un tipo con la capacidad de meterse en los sueños y robar información clasificada. Hasta ahí, podríamos decir que todo bien. El caso aquí es que le encomiendan algo un poco más complicado: Entrar en el sueño de alguien y plantarle una idea (de ahí el nombre de la peli ¿la cachastesss?)
A mi me gustó. No me partió la cabeza al nivel de The Matrix (hablo sólo de la primera, las secuelas no las ví, exceptuando Animatrix), pero me pareció una buena idea. En seguida me vino a la memoria una película de los '80s en la que una persona entraba al sueño de otra para asesinarla, basandose en la idea de que uno no sueña con su propia muerte porque si sueña que se muere, se muere de verdad (1)(2).
El hilo de la película está muy cuidado. Los personajes se sumergen en sueños dentro de sueños a varios niveles y hay que estar muy atento para no perderse en las diferentes historias. Sin embargo dichas historias son coherentes y no requieren demasiado esfuerzo por separado.

Tres a favor:
· El tratamiento preciosista de la imagen y el cuidado en el detalle, tanto en el guión como en la fotografía.
· La película tiene muchos efectos especiales y ojo al piojo, que muchos están hechos a la vieja usanza. Por suerte el señor Nolan no delegó todos los FX en el equipo digital, que por cierto, también hizo un muy buen trabajo.
· Los personajes están muy bien ideados. Cada cual con su forma de ser, cada cual con su campo de acción.

Tres en contra:
· Leonardo di Caprio. Cumple con el papel, pero hubiera preferido que actuara más con la actitud, con la presencia y menos con la cara.
· Trama sobredimensionada para explotar una buena idea. ¿Es realmente necesario recurrir a semejante despliegue para lograr algo que podría conseguirse con una buena dosis de ingeniería social? Cuando salí del cine me fui pensando en que Martin Landau y Peter Lupus hubieran cumplido la misión imposible, con menos presupuesto.
· Poco surrealismo. Para ser una película ambientada en el mundo de los sueños, es demasiado coherente. Conceptos como "condensación" y "desplazamiento" parecen haber sido volados de un plumazo para dar lugar a un producto final de fácil digestión.

Así y todo, con sus puntos en contra, la película es entretenida y altamente recomendable para los amantes del cine de acción y de ciencia ficción. Visualmente es impecable y las escenas en slow motion quitan el aliento.

(1) Revolviendo en este gran caos que es la web encontré el título de esa película: Dreamscape
(2) También en The Matrix, si el personaje se muere en la matrix, se muere en la realidad y visceversa.

2 comentarios :

Cdlv dijo...

Buscando info de la peli llegué hasta aquí... me inquieto la manera que la describiste así q la voy a ir a ver ahora mismo.
¡Saludos!

Valeria dijo...

Bueno, había recibido un par de críticas desfavorables, me comentaron que era aburrida... pero fueron comentarios de gente con la que no comparto muchas afinidades, así que tendré en cuenta tu recomendación. Saludos