jueves, 10 de julio de 2008

Comer Beber Hombre Mujer


Comer beber amar es el nombre que le pusieron en Argentina a esta película de Ang Lee.
Si bien había oído el nombre de este director chino muchas veces, nunca había visto nada y cuando la llevaba para casa en mi bolso, sabía que me estaba regalando un momento postergado hace tiempo.
La película es de las mejores que ví en cuanto a relato de lo cotidiano. Las relaciones están pinceladas con maestría y como en la vida, la tragedia y el humor son solo los extremos que enmarcan un sinfín de valores. Tantos como puedas distinguir.




Un dato curioso... en muchas -muchísimas!- escenas, se puede ver el micrófono de aire asomandose por el borde superior del cuadro. ¿Un error en el encuadre? ¿Un detalle que se evidencia a partir de algún cambio de formato? ¿Una distracción del Señor Ang Lee?
Para mí que está hecho a propósito. Para que entre tanta emoción y vida real te recuerde que lo que estás viendo no es más -ni menos- que una magistral puesta en escena.