lunes, 29 de diciembre de 2008

Esperando a los barbaros - J. M. Coetzee

Hace un par de años empecé a leerlo y lo dejé.
Hace un par de semanas lo retomé y no lo pude dejar.
Tranquilito, con mi desayuno, media horita por día, me lo voy bajando.
Cuando lo termine comentaré (tal vez sí... tal vez no) con más detalle. Por ahora, lo que voy leyendo está muy bueno.
¿Cómo es que en la primera lectura no pude pasar las primeras 10 páginas y ahora ya me encamino hacia el final?
El fenómeno de la lectura es muy loco. A veces los libros necesitan descansar unos años en el estante esperando el momento de saltarte al cuello.

Actualización 2009·feb·06:
Hace tiempo que debía una actualización a este post.
El libro es crudo, sin embargo no deja de ser poético, sobre todo cuando se refiere al sueño repetido del protagonista. También es árido, como el terreno en el que se desarrollan los acontecimientos. Cuenta una realidad diferente, una cultura diferente y lo que me pareció más interesante, una forma de vida diferente; tanto por el lugar geográfico como por la situación de violencia, que siempre está ahí, al acecho.
No es un libro fácil, pero pasada la primera parte, ya no podés dejarlo.

No hay comentarios. :